Conferencia de Obispos de Cuba: «la violencia engendra violencia»

Ante un comunicado, la Conferencia de Obispos en Cuba ha hecho un llamamiento de empatía ante los acontecimientos que ha vivido el pueblo cubano el pasado domingo 11 de julio. A pesar de las restricciones por Covid-19, miles de cubanos han tomado las calles para protestar y expresar su malestar por el deterior de la situación económica y social que vive la población y que debido a la pandemia se ha acentuado de manera significativa.

Asimos, se mostraron comprensivos ante la complejidad del asunto: «Entendemos que el Gobierno tiene responsabilidades y ha tratado de tomar medidas para paliar las referidas dificultades, pero también comprendemos que el pueblo tiene derecho a manifestar sus necesidades, anhelos y esperanzas y, a su vez, a expresar públicamente cómo algunas medidas que han sido tomadas le están afectando seriamente.»

Por otro lado, la Conferencia se mostro preocupada ante la respuesta de inmovilización que ha implementado el Gobierno. Opinan que estas acciones solo empeoraran la situación y fortalecerán las distintas posiciones. El problema es que esto podría ocasionar respuestas negativas por ambas partes. A lo que agrego que la única manera de llegar a una solución es a través de una escucha mutua donde se busquen acuerdos comunes y se den pasos concretos y tangibles que contribuyan, con el aporte de todos los cubanos sin exclusión, a construir la Patria.

«Invitamos a todos a no incentivar la situación de crisis, sino con serenidad de espíritu y buena voluntad, ejercitar la escucha, la comprensión y la actitud de tolerancia, que tenga en cuenta y respete al otro para juntos buscar caminos de una justa y adecuada solución.»

Recordemos lo que nos enseña el Papa Francisco; las crisis no se superan con el enfrentamiento sino procurando un entendimiento.

Para leer el comunicado oficial: https://jesuitas.lat/noticias/14-nivel-1/6550-conferencia-de-obispos-de-cuba-la-violencia-engendra-violencia