Corrupción en Centroamérica, causa de la migración forzada: Compañía de Jesús

Por Ibero 90.9, México

Corrupción, pobreza, centralización del poder, el narcotráfico y un modelo económico fallido ha provocado el desplazamiento de millones de personas en Honduras, Guatemala y El Salvador, alertó la Compañía de Jesús en México y Centroamérica. 

A través de un informe denominado “Postura de la compañía de Jesús en México y Centroamérica ante las migraciones forzadas”, las provincias de México y Centroamérica manifiestan su preocupación por las condiciones históricas de desigualdad socioeconómica que vive la región de Centro y Norte de América, así como la situación de violencia que se vive en Honduras, El Salvador, Guatemala y México.

En el documento detallan siete causas estructurales que han provocado el desplazamiento de millones de personas: 1) La desigualdad de oportunidades para el desarrollo humano pleno asociada a un modelo económico; 2) La desilusión hacia los procesos democráticos existentes y que se asocia a un modelo de estado; 3) La deficiencia de los sistema tributarios y de protección social

Las otros cuatro problemas de fondo que se señalan son la influencia del narcotráfico y el tráfico de armas, la (in)seguridad, militarización y sistemática violación de los derechos humanos; la vulnerabilidad frente a las amenazas inducidas por el cambio y la variabilidad climática, y el horizonte individualista de la vida unido al universalismo que prioriza las categorías globales sobre las locales.

Jesuitas México

La Compañía de Jesús también presentó una serie de propuestas y acciones para combatir esta crisis humanitaria que ha empobrecido a 22 millones de centroamericanos en riesgo de desplazarse. Estas recomendaciones son: 

  • Construir un horizonte de vida comunitaria a partir de la revaloración y recuperación de lo propio que permita orientar la reconstrucción de la economía, el Estado, las sociedades y el cuidado del medio ambiente.
  • Reconocer la importancia del horizonte comunitario de los pueblos indígenas y campesinos en este momento de crisis sistémica para encontrar caminos de esperanza, dignidad, solidaridad y justicia.
  • Promover la cultura de la hospitalidad en los pueblos de la región para vivir los valores del evangelio de ser solidarios con el hermano necesitado.
  • Integrar la visión comunitaria en los planes de estudio de los colegios y universidades jesuitas que permitan revalorar lo propio, reconocer y abrirse a lo externo, y construir una vida digna desde sus propias posibilidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s