Kamala Harris, vicepresidenta de EE UU, visita la frontera norte mexicana.

Tras su visita en la frontera norte de México, la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, visibilizó la responsabilidad que tiene su país ante la actual crisis migratoria.

En el recorrido acudió a un centro de procesamiento de El Paso Texas y a una de las Oficinas de Aduana y Protección Fronteriza. Lugares donde se reunió con agentes, jóvenes y menores migrantes. 

De acuerdo con información de agencias, la vicepresidenta estadunidense reconoció como causas de la migración la violencia en general, la corrupción, la inseguridad alimentaria y la situación con los cárteles y las pandillas.

Asimismo, acusó al expresidente Donald Trump del caos que encontró, por el tratamiento que éste dio a la problemática migratoria.»Fue aquí en El Paso,Texas donde la política de retorno a México de la pasada administración fue implementada. Estamos viendo el desastre que surgió de eso”, apuntó.

Fotografía: Billie Parker Noticias

En las últimas semanas Harris realizó una gira por las fronteras de México y Guatemala. Y este viernes, al concluir su gira en Texas, pidió no sólo centrar la vista en la frontera, sino abordar el tema como un problema más amplio de todo el «vecindario», en referencia al hemisferio occidental.

Por ahora queda observar las nuevas medidas que decida tomar el gobierno de Harris y Biden, ante las repercusiones del periodo Republicano. Es importante recordar que la crisis es efecto de diversos factores y que no se frenará a menos que se unan fuerzas por parte de los distintos gobiernos. 

Acceso limitado de vacunas pone en riesgo a comunidades indígenas

La pandemia por Covid-19 ha vulnerabilizado a distintos grupos de la población, principalmente a las comunidades indígenas de América Latina y el Caribe. Cuando hablamos del tema de la vacuna, esta ha tenido un acceso limitado, lo que pone en riesgo a los miembros de dichas comunidades. 

Las tasas más altas de morbilidad y mortalidad por Covid-19 que enfrentan las poblaciones afrodescendientes, las personas con discapacidad y los pueblos indígenas en la región reflejan condiciones estructurales de pobreza. Por ende, al momento de implementar los planes de vacunación es de suma importancia asegurar que condiciones como la raza, etnia o discapacidad no sean obstáculos para la inmunización. 

En México la Plataforma Indígena Regional frente el Covid-19, habla de una estrategia de inmunización intercultural para proteger a todas las comunidades. Esto implica no sólo abastecer a las personas indígenas de la vacuna, sino proveerles lo necesario para que estén fortalecidos ante la llegada del virus a sus comunidades. 

La activista chilena, Hortensia Hidalgo, se mostró preocupada ante el actual plan de vacunación en Chile ya que la mayoría de las autoridades estatales no han generado espacios de participación para las personas indígenas en el proceso de información sobre el virus ni han abierto un diálogo para que ellos den su consentimiento libre, previo e informado de ser vacunados. 

Es por lo anterior que es de suma importancia frenar los mecanismos que replican la desigualdad que se evidencia a través de los planes de vacunación y que las autoridades, de América Latían y el Caribe, generen las estrategias necesarias para la inmunización consciente de las comunidades indígenas, respetando su cultura y creencias. 

En Nicaragua los obispos Álvarez y Báez llaman a tener esperanza

Por: Nelson Rodríguez, Radio Universidad Online, Nicaragua.

Nicaragua ha entrado a una etapa cuyo panorama se muestra complicado para delinear un futuro democrático en el que se respeten, sin exclusión, los derechos humanos, dijo Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, ciudad a dos horas de Managua, en su homilía del domingo 13 de junio de 2021. 

En dicha homilía hizo referencia al comunicado de la Conferencia Episcopal de Nicaragua CEN, señalando que “los obispos hemos dado nuestro mensaje el pasado viernes y rechazamos todo aquello que pretenda robar la paz fundamentada en la justicia y el respeto a los derechos humanos”. Asimismo, hizo el llamado a las familias a dejar que Jesús ilumine las conciencias ante la polarización que vive el país y en donde algunas familias se encuentran divididas.

“Todos tendremos un esfuerzo individual para la reconciliación y el perdón, aquel que para ser efectivo debe pedirse con sinceridad. El perdón nos une porque, como motor de nuestra historia, revela que nuestra ilusión de ser una nación es posible y permite evitar las ofensas y los espirales de lucha entre hermanos”, agregó Monseñor Álvarez.

Monseñor Silvio Báez. Fotografía: Café con voz

El mismo domingo 13 de junio, desde el exterior, el Obispo Silvio Báez llamó a la feligresía nicaragüense a tener fe y no desfallecer, ante lo que está ocurriendo en el país.

“Esta parábola nos debe llenar de consuelo y de esperanza, sobre todo en aquellos momentos en que parece que nada da resultado, que nuestros esfuerzos son inútiles, que el fruto conseguido no corresponde a nuestras expectativas. Este es el momento de la confianza serena en la acción de Dios”, dijo el Obispo Báez en referencia a la parábola de la semilla.

A lo que añadió que no es momento para desfallecer a causa de los poderosos que dominan a los pueblos, quienes siembran desesperanza para provocar miedo. Hay que tener ánimos para no perder la esperanza porque el amor del señor nos asegura que todo es posible, dijo Báez, instando a la feligresía a tener siempre viva la fe y la esperanza por un mundo mejor.

Los obispos emitieron estos mensajes en momentos en que Nicaragua vive una crisis sociopolítica, agravada por las detenciones de opositores en las dos últimas semanas, incluyendo a cuatro precandidatos presidenciales. Los opositores reclaman al gobierno de Daniel Ortega condiciones que permitan elecciones libres el próximo 07 de noviembre de 2021.